Albertina

Albertina es el nombre elegido para este nuevo restaurante emplazado en una calle madrileña de tradición y tronío en la cosas del comer. Cosas serias del comer, puntualicemos. Porque en Albertina, puedo asegurarlo, se toman la buena mesa muy en serio.

Albertina 2017
Fachada

Albertina conjuga un atractivo diseño interior con una cocina notablemente ejecutada, que se disfruta en su confortable sala pero también en su preciosa barra. Un espacio interior cambiante que permite tapear con un buen vino en la copa al mediodía pero que se transforma en un genial espacio para el trago largo o el coctel a la tarde/noche.

Albertina2017
Bodega acristalada

Antonio Muro es el responsable de la cocina y por tanto la pieza del engranaje primordial para hacer feliz a los que decidamos acomodarnos en el comedor de Albertina. Su cocina es esencial, sabrosa, de fondos ricos.

Albertina2017
Croqueta de jamón

Las verdinas con langostinos así lo manifiestan: cremosas pero ligeras, sabrosas sin cansar. La croqueta de jamón muestra las mismas hechuras, una fritura limpia, con un delicado rebozado y un interior de cremosidad medida.

Albertina2017
Verdinas y langostinos

El guiso de morro y patata alcanza otro nivel superior, con una textura melosa, de una terneza exacta y una salsa que a pesar de su sabrosura encandila al comensal sin cansar  su paladar. ¡Extraordinario!

Albertina2017
Morro y patata

La raya al azafrán juega con el toque dulce/agrio de una salsa punzante de arándanos y un fondo ligero de azafrán.

Albertina2017
Raya en caldo de azafrán

El chuletón llega fileteado a la mesa. Tierno y perfecto de punto.

Albertina2017
Chuleta, pimientos y patatas

Y cerramos este feliz encuentro con la cocina de Albertina con un postre de mango refrescante y aromático.

Albertina2017
Mango

Me rindo ante esta cocina sin estridencias, bien reflexionada y mejor ejecutada. Alejada de las imposturas y sincera. Y sobre todo que busca la aquiescencia del comensal, su aprobación y beneplácito, también su complicidad.

Tomen nota: la verdadera Cocina de la Modernidad es ésta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.